Noble Assets

Noble Assets

Les ofrecemos inversiones alternativas, basadas en diamantes.

Noble Assets

Gracias a nosotros

podrán Ustedes multiplicar su patrimonio y asegurarlo para sí mismos, o bien, para siguientes generaciones. Les ofrecemos inversiones únicas en activos de diamantes que permiten obtener ingresos elevados y regulares, a medio y sobre todo a largo plazo.

Los diamantes que les ofrecemos son de la mejor calidad, con los mejores parámetros de corte, su calidad, con la máxima pureza, que poseen los mejores indicadores de calidad definidos en nuestra escala 8C-9C cumplen con todas las condiciones, para ser considerados como diamantes de inversión. La mayoría de ellos, y particularmente los más caros y únicos, no tienen ninguna impureza, siendo denominados diamantes FL-IF (Flawless – Internally Flawless). Los diamantes que les ofrecemos siempre se incluyen en la mejor escala de pureza, desde FL-IF hasta VS2.

Para valorar adecuadamente un diamante y clasificarlo como un diamante de inversión, no basta con aplicar los parámetros básicos 4C. Esta clasificación requiere el cumplimiento de todos los parámetros, que denominamos como 8C, y para algunas piedras de corte brillante con la denominación 9C (incluyendo el efecto de brillo, fluorescencia, proporciones del corte, otros). Además, la clasificación final se basa en nuestros amplios conocimientos, informes históricos y parámetros de incremento de precios de diamantes, junto a una amplia gama de otros datos de relevancia, tales como datos de demanda de mercado en amplia escala. Este enfoque permite definir la posibilidad de venta de determinados diamantes, en perspectiva a corto, medio y largo plazo. Estas informaciones se aplican también a diferentes formas de venta de diamantes, incluyendo venta en bolsas o subastas.

Este factor resulta especialmente relevante, positivo, en caso de diamantes de colores, cuyo valor de inversión resulta afectado por más elementos,

diferentes a los indicados valores 8C-9C, para que un tal diamante sea definido como diamante de inversión. Los diamantes de colores destinados a una inversión se ofrecen a coleccionistas especiales y a personas que cuentan con un patrimonio muy elevado, definido por el estatus UHNWI (Ultra-High-Net-Worth Individuals). El valor de diamantes de colores únicos aumenta en cientos de tantos por ciento, sobre todo a largo plazo. No obstante, este incremento está condicionado por el tamaño del diamante, su corte y otros elementos, pero ante todo tales como el color, tono, saturación y exclusividad. Los diamantes más exclusivos son un producto muy buscado y deseado por grandes casas joyeras que fabrican piezas de joyería únicas, tanto como por otros clientes, adicionalmente cumpliendo con todas las características para ser también un diamante de subasta.

Los diamantes

incoloros pueden alcanzar un similar incremento de valor, pero deben poseer parámetros excepcionales. El tamaño debe alcanzar al menos varias decenas de quilates, a no ser que se trate de parejas de diamantes, que ofrecen igual forma y parámetros, siendo rarezas cortadas a partir de un solo diamante crudo. En tal caso, el tamaño de cada diamante no debe ser extremadamente elevado.

Resumiendo, hay una gran cantidad de factores que afectan el proceso de selección de diamantes incoloros y más aún, en caso de diamantes de colores, que como piedras brutas pueden ser sometidos a proceso de ennoblecimiento, para convertirse en diamantes de inversión.

Cabe destacar, que, en caso de necesidad, es posible abandonar la inversión en estos diamantes rápidamente, tanto completa como parcialmente. Más aún, si la inversión abarca una mayor cantidad de diamantes, que puede ser dividida. Tal operación resulta imposible en caso de una inversión en inmuebles, que requiere una salida de larga duración, con elevado riesgo de pérdidas. Tampoco es posible dividir la inversión en partes menores, porque es imposible dividir una casa en partes para vender el activo progresivamente. A la vista de estos hechos, se puede constatar que los diamantes no solamente son una inversión excepcional, sino que, son una

forma perfecta para asegurar el patrimonio, particularmente, en tiempos de crisis o inestabilidad económica y geopolítica. Los diamantes son activos de excepcional movilidad, a diferencia de los inmuebles, por ejemplo.

Por supuesto, la cantidad de diamantes adquiridos depende de los fondos destinados a la inversión, particularmente, si se desea maximizar las ganancias. En tal caso, hay que invertir en diamantes de colores. Teniendo en cuenta que son bienes de muy gran valor, con capital de inversión limitado a un nivel y una cantidad en concreto, no es posible adquirir el patrimonio en varios diamantes de colores, entonces se centra en un diamante concreto, con parámetros y características excepcionales, como las mencionadas más arriba.

La situación descrita no tiene un efecto negativo a la posibilidad de venta de activos en diamantes. Al contrario a los bienes inmuebles, tiene varios aspectos positivos. Cuanto más excepcional y raro sea el diamante, mayor es la demanda y más fácil resulta venderlo, teniendo en cuenta que el precio a menudo no es un obstáculo. Esta constatación se deriva de los precios que pueden ascender a decenas de millones de dólares por un diamante, si este tiene obviamente estas características precisas y excepcionales. Asique esto se puede recapitularen un gran resumen de la manera siguiente: más caro el diamante, mejor, mas excepcional que sea, asique que más buscando que es. Por supuesto el diamante tiene que poseer todas las características de esta excepcionalidad. El inmueble, particularmente de gran valor, puede permanecer largo tiempo a la venta, mientras que los diamantes únicos y excepcionales se venden en apenas 6 meses. En caso de venta en subastas, este periodo no supera 90 días, debido sobre todo a que las subastas atraen a un tipo de determinado de clientes, conocedores del sector, grandes marcas de joyería o particulares pertenecientes al “Círculo de Diamantes”.

Las ventajas de invertir en diamantes son irrefutables. Su reducido tamaño acumula valores increíbles, tanto estéticos y materiales. En tal caso, podemos hablar de un patrimonio excepcionalmente móvil, prestigioso y lujoso.

Los diamantes de inversión generan grandes beneficios. Solamente el proceso de ennoblecimiento incrementa notablemente el valor de los activos. En función de los parámetros de la piedra, este incremento puede resultar muy elevado, sin tener en cuenta el proceso de almacenamiento de los activos. Cuanto más largo sea el proceso de almacenamiento, mayor es el incremento del valor. Este rasgo convierte los diamantes de inversión en excelente activo de capital, que puede resultar útil en numerosas operaciones con una estructura Family Office (Asset Protection, Asset Allocation, Wealth Planning, Private Pension Planning, Charity & Philanthropy, etc.)

El mercado de diamantes

de inversión presenta una estructura elitista, no masiva, que aplica normas definidas hace centenarios. Basándose en estas normas, les ofrecemos la posibilidad de formar parte de nuestra cartera de clientes.

Además, les ofrecemos la posibilidad de pasar de una inversión en patrimonio inmóvil a una inversión excepcionalmente móvil, como los diamantes. Esta es una fórmula bastante interesante, porque no tendrán necesidad de vender su inmueble para adquirir diamantes. Les ofrecemos una transacción de trueque, que permite cambiar sus inmuebles por activos en forma de diamantes de inversión y excepcionales piezas de joyería, fabricada con tales diamantes.

Tal y como indicamos
anteriormente,

el inmueble no se puede dividir. Este tipo de inversión no se puede abandonar por etapas, a diferencia de los diamantes. El patrimonio acumulado puede componerse de uno o varios diamantes únicos o muchos más diamantes de menor valor, si deseamos diversificar el patrimonio y el valor del inmueble es muy elevado y por ello, permite realizar tal diversificación.

Los diamantes son activos únicos, exclusivos y elitistas, pero también son activos muy móviles, que permiten salir progresivamente de la inversión, según lo que necesite el propietario del patrimonio.

El incremento del valor de patrimonio acumulado en diamantes puede alcanzar niveles excepcionales, llegando hasta un 120%, en un periodo de 10 años y el caso de algunos diamantes incoloros. En caso de diamantes incoloros de gran tamaño y parámetros admisibles para su subasta o bien, en caso de excepcionales diamantes de colores, este valor puede alcanzar hasta varios centenares de tantos por ciento.

Resumiendo, además de una transacción de compra de diamantes únicos y joyería excepcional fabricada con dichos diamantes, somos la única empresa del mercado que les ofrece transacciones de trueque de su inmueble por activos de diamantes y joyería. Nuestra oferta abarca una continuidad lógica de transacciones, que se puede presentar de siguiente forma – inmueble, diamantes y joyería únicos, efectivo – adaptando dicho proceso a sus necesidades y en fecha que Ustedes elijan.