Joyería

Joyería

Les ofrecemos una inversión en joyería de diamantes de alta calidad, fabricada en ejemplares únicos, en series limitadas, por los joyeros artesanos más reconocidos, que recurren a diamantes de inversión y otras piedras preciosas de la más alta calidad, fabricada utilizando los métodos tradicionales de la artesanía joyera.

Joyería

Nuestros productos

están dedicados a las personas con un patrimonio muy elevado, a las personas conocidas con joyería de la más alta clase, la cual en sí misma es una obra de arte, por lo que nuestra oferta está dedicada exclusivamente a las personas del grupo conocido como UHNWI (Ultra-High-Net-Worth Individuals).

Una de las opciones complementarias que ennoblece a nuestros clientes y productos, es la posibilidad de producir piezas de joyería concretas con nombre que elijan, que nosotros registramos como marca comercial. Este nombre será protegido durante décadas, para Ustedes.

Esta joyería excepcional,

en sus manos, puede ser vendida en cualquier momento, o bien, traspasada como herencia familiar. Además, esta joyería es un regalo atemporal.

Las ventajas de esta inversión tan prestigiosa son incuestionables. Esta joyería única acumula excepcional valor, tanto estético como material. En este caso podemos hablar de un patrimonio muy grande, el cual es altamente móvil, dotado con gran dosis de prestigio y un sentimiento de lujo especial. Llevando estos bienes, con valor incluso superior a 100 millones de dólares, podemos trasladarnos rápidamente a cualquier punta del mundo, llevando consigo de manera fácil, rápida y discreta su patrimonio de gran valor. Para comparar, 100 millones de dólares en oro pesarían más de 2 toneladas.

Si deseamos concentrar nuestro gran patrimonio en joyería y diamantes, teniendo en cuenta el almacenamiento de estos activos, debemos subrayar el hecho de que podremos guardarlos en una reducida caja fuerte en casa o la más pequeña caja de depósito en el banco.

Atención

Incluso los altos representantes de empresas joyeras, citados en artículos de prensa, indican que las inversiones en joyas o diamantes son inversiones de un valor de pocos cientos de dólares, las cuales en realidad no pueden ser considerados como inversiones en diamantes de inversión, porque estas piedras son demasiado pequeñas y presentan demasiadas impurezas, fallos de corte y otras rasgos descalificatorios. Sugiriendo la compra de tal joyería como forma de inversión, estas personas cometen enormes abusos, porque el margen de beneficio sobre tal tipo de joyas no permitirá recupera la inversión en varias décadas, sin decir nada de los beneficios.

La incrustación de un diamante en elemento de oro en sí no tiene ningún sentido, ni añade valor en este caso. Más aún, el margen de beneficio puede reducir su valor. La joyería simple, normal, incluso si lleva diamantes, no es joyería única, producida con diamantes de inversión, no es joyería de las manufacturas más ilustres, es decir, joyería en la cual los diamantes son de muy alta calidad y para la producción de la cual se utilizan también diamantes de colores. El margen de beneficio aplicable a esta joyería es también muy elevado, pero la calidad de los diamantes utilizados permite tratarla, a un periodo de un cuarto de siglo, también como joyería de inversión.

Nosotros también les ofrecemos la posibilidad de producir joyería de inversión tan única, pero no aplicamos a ella un margen de beneficio tan elevado, gracias a lo cual se puede obtener un incremento de valor muy elevado de esta joyería, incluso en unos años. Creando tales piezas, utilizamos por supuesto diamantes de inversión, ante todo diamantes de colores, pero también diamantes incoloros de excepcionales tamaños y parámetros.

Para producir estas piezas utilizamos también otras piedras preciosas excepcionales y de gran valor. No obstante, lo que nos hace destacar es el uso de diamantes que suponen al menos el 80% de todas las piedras preciosas utilizadas. Además, los diamantes de inversión suponen al menos el 50% del total utilizado.

Entre otros, todos estos factores y la selección precisa de diamantes de inversión, que ofrecen parámetros y valores determinados, permiten alcanzar un incremento notable del valor de la joyería, incluso a medio plazo. Además, creamos solamente piezas individuales y limitadas. La joyería resulta personalizada, lo que añade adicionalmente un valor de ennoblecimiento, exclusividad y brillo a la persona que la lleva.